viernes, 29 de enero de 2010

Cocido gallego

Como buena gallega que soy y ante la llegada del frío no podía falta un buen cocido en casa. Normalmente el cocido lo tomamos en casa de mis padres en sábado o domingo, porque mi madre es una especialista en la materia y mi padre es el que se encarga de comprar la materia prima (verdura, carne, chorizos..). Para que os salga un buen cocido gallego no es suficiente con seguir la receta adecuada sino que es casi más importante que los ingredientes sean de primera, porque la calidad de los productos que usemos determinarán el resultado final, y cocidos hay muchos.


Contaros para los que no seais gallegos y tengais la oportunidad de veniros unos días, que la cuna del cocido gallego es un pueblo del interior de la provincia de Pontevedra que se llama Lalín, donde cada año se celebra la Festa do Cocido desde el año 1969. Además esos días todos los restaurantes de la zona sirven cocido y la verdad es que va muchísima gente y está todo muy animado.

Esta es una receta muy laboriosa para la que necesitareis tiempo pero realmente vale la pena.

Lo que necesitas:  (6-8 personas)

  • 1/2 chorizo por persona
  • 1/2 manojo de grelos, repollo verde, nabizas (verdura) por persona
  • 3 chorizos de cebolla o cebolleros (son más oscuros que los que solo llevan carne)
  • 3 patatas medianas por persona
  • 500 grs de garbanzos o habichuelas blancas
  • 2 kilos de ternera (jarrete o falda)
  • 1/2 pollo o gallina
  • 1 oreja de cerdo (salada)
  • 1 morro de cerdo (salado)
  • 1 rabo de cerdo (salado)
  • 1 pezuña de cerdo (salado)
  • 500 grs de lacón curado ahumado
  • 1 kilo de costilla de cerdo salada o ahumada
  • 1 hueso de espinazo (salado)
  • 1/2 kilo de panceta ahumada o salada
  • 50 grs de unto (grasa de la barriga del cerdo con aspecto de manteca)


Así lo hago yo:

24 horas antes de elaborar el cocido ponemos a desalar en una olla o barreño grande lleno de agua toda la carne que va salada. Vamos cambiando el agua cada 3 ó 5 horas. 


Limpiamos la verdura deshechando los tallos más gruesos o las hojas que tengan mal aspecto. Ponemos mientras una olla grande llena de agua al fuego y  con el unto, cuando rompa a hervir echamos la carne de cerdo sin añadir sal y dejamos cocinar a fuego medio. Media hora después incorporamos a la olla los garbanzos metidos en una red para que no se pierdan por la cazuela. Dejamos la olla al fuego medio durante al menos una hora y media. 




Añadimos la carne de ternera y los chorizos y dejamos cocinar una hora más. Si usamos gallina debemos meterla en la olla con la ternera, pero si ponemos pollo como la carne se cuece antes lo metemos en la cazuela media hora después de haber metido la ternera.


Cuando la tercera esté blandita sacamos toda la carne (cerdo, ternera, pollo y chorizos)  y la red de los garbanzos para otra olla y le añadiños una jarrita del caldo para poder calentarla después. En la cazuela donde hemos cocinado la carne incorporamos ahora la verdura y las patatas y dejamos cocinar 30 minutos.


Como se sirve:
Primero servimos el caldo gallego en un plato sopero o en una taza de barro para que mantenga más el calor. Mientras calentamos la carne en la olla en la que hemos dejado algún caldo. A continuación en varias fuentes ponemos la carne de ternera con el pollo, en otra la carne de cerdo, en otra los chorizos con los garbanzos y en otra la verdura con las patatas.

¡¡Que aproveche!!

domingo, 24 de enero de 2010

Salpicón de Marisco



El salpicón de marisco es otro de los platos típicos para la Navidad y yo también lo hice para la cena de nochevieja. De todas formas es un plato que puede servirse tanto en invierno como fresquito en verano y si la materia prima es buena el resultado es fantástico.
Hay muchas recetas y variantes pero yo os digo cual es la mía y hasta ahora siempre ha gustado.


Lo que necesitas: (6 personas)
  • 25 cigalas medianas
  • 2 kilos de langostinos cocidos
  • Una docena de mejillones grandes al natural
  • Un paquete mediano de surimi o palitos de cagrejo
  • 6 patas de buey de mar (las venden cocidas congeladas y sin cáscara)
  • 6 huevos
  • Una cebolla grande
  • Un pimiento rojo mediano
  • Un pimiento verde mediano
  • Un vaso de Aceite de Oliva
  • 1/2 vaso de Vinagre de vino
  • Sal
  • Hojas de laurel



Así lo hago yo:

Pelar y picar la cebolla muy finita con la ayuda de una picadora. Una vez picada ponerla en un colador y colocarla bajo el gripo de agua durante un rato. Al ponerla en agua conseguimos que la cebolla pierda esa fuerza que hace que pique y se queda mucho más suave para el salpicón.
Picar el pimiento verde muy finito y a continuación por separado el pimiento rojo. Mientras poner a hervir los huevos con un poco de sal.




Limpiar los mejillones eliminando las "barbas" y ponerlos en una olla con poca agua con sal. No es conveniente que los mejillones queden cubiertos de agua sino poner solo cuatro dedos de alto en la olla y así se harán al vapor, sin deshacerse y más rápidos. En cuanto abran las conchas podemos retirarlos del fuego. Sacar el mejillón de la concha y reservar.
En una olla con agua con sal y unas hojitas de laurel ponemos las cigalas cuando el agua rompa a hervir y las cocemos durante 8 minutos. Escurrir y reservar para que enfríen. Pelamos las cigalas y a continuación pelamos los langostinos y reservamos.
Con la ayuda de una picadora picamos el surimi o palitos de cangrejo. Hay muchos tipos de surimi yo uso el que está en la zona de refrigerados del supermercado que para mi es de mejor calidad que los de congelados. Vale la pena comprar un buen surimi porque lo vamos a mezclar con marisco.
Picamos con un cuchillo las patas de buey no demasiado pequeño para que también se aprecie entre los demás ingredientes.

Picar los huevos cocidos finos pero no demasiado para que se noten en el salpicón.
Hacemos entonces una vinagreta con un vaso de aceite y medio vaso de vinagre, añadiendo sal y batiendo muy bien hasta que liguen.



En una fuente onda vamos repartiendo poco a poco la cebolla, los langostinos, el surimi, las patas de buey, el pimiento rojo, las cigalas, el pimiento verde, el huevo, los mejillones y asú sucesivamente. Se trata de que todos los ingredientes se mezclen bien y eso lo hacemos con la ayuda de dos cucharas soperas y con cuidado. La vinagreta la vamos incorporando a medida que vamos mezclando los ingredientes en la fuente. Una vez que esté todo mezclado se mete en la necera y listo para comer.
Aunque podemos consumirlo en el momento, el salpicón podemos hacerlo el día anterior y estará más bueno porque la vinagreta habrá empapado bien a todos los demás ingredientes.

jueves, 21 de enero de 2010

Hojaldre de frutas



Creo que ya comenté en alguna ocasión que no soy muy repostera. No es que no me gusten los dulces noooo sin embargo me atrevo a probar pocas cosas o a innovar como hago con otros platos, así que tengo mis cuatro postres de siempre y punto. De todas formas estas navidades aproveché para hacer por primera vez la Tarta Banoffe que ya os puse y que resultó buenísima, y este hojaldre de frutas al que también le tenía ganas, y cuyo resultado está a la vista.

Lo que necesitas: (8 personas)
  • Un paquete de hojaldre del supermercado
  • 2 sobres de Flanín (para natillas o crema pastelera)
  • Leche entera
  • Frambuesas
  • Fresas
  • Mandarina
  • Azúcar

Así lo hago yo:



Sacar el hojaldre de la nevera 10 minutos antes. Estirar con la ayuda de un rodillo y pinchar con el tenedor varias veces. Precalentar el horno a 180º, y meter el hojaldre durante 8 minutos para que suba y se cocine. Es conveniente ir vigilandolo por si se quema mucho por encima.
Mientras preparamos un sobre de flanín con la leche entera y el azúcar y lo dejamos reposar para qe espese un poco.
Sacamos el hojaldre del horno y dejamos templar un poquito. Lo pasamos de la fuente de horno a una bandeja más lucida en la que lo serviremos. Mientras lavamos las frutas y las troceamos si son muy grandes. Extendemos la crema sobre el hojaldre y dejamos enfriar un poco. Vamos colocando las frutas haciendo hileras decorativas.
Preparamos el segundo sobre de flanín para natillas y una vez que esté templada la crema la extendemos sobre el hojaldre de manera que las frutas queden medio incrustadas en la crema pero se vean. Ahora solo hace falta dejar enfriar y a comer.



viernes, 15 de enero de 2010

Salmón en salsa de miel

La receta la encontré por casualidad y me animé porque me pareció sencilla y además se trataba de cambiar y probar el salmón de otra forma distinta y la verdad es que resultó.
La preparación es sencilla y se hace rápido ¿qué más podemos pedir?. Creo que es una receta que incluso puede prepararse si teneis invitados en casa. Espero que os guste.




Lo que necesitas: (4 personas)
  • 1 cola de salmón sin espinas pero con piel
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 vaso de vinagre
  • 1/2 vaso de agua
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 4 patatas medianas
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • Sal
  • 1 cucharada de maizena
Así lo hago yo:



Cuando compreis el salmón en la pescadería que os quiten la espina, así es más cómodo tanto para cocinar como para comer, prefiero la cola porque se rompe menos a la hora de mover el pescado en la cazuela.
Abrir la cola y cortar el salmón en rodajas anchas, de unos cuatro dedos de ancho. Poner sal en el pescado. Picar la cebolla fina, en una cazuela baja poner el aceite y cuando empiece a calentar incorporar la cebolla y pocharla lentamente. Cuando esté blandita colocar encima el pescado, intentando que quede extendido para evitar que se pegue.

Tapar la olla y cocinar unos minutos, añadir el vinagre de vino y el agua y mover la olla para que el salmón no se pegue. Volver a tapar la olla para que se cocine el pescado durante 5 minutos.
Mientras en otra olla hervir las patatas en sal.



Incorporar la miel a la salsa del pescado repartiéndola por la cazuela e ir moviendo la olla para que la miel ligue bien con la salsa pero evitando mover el pescado para que no se rompa. Ccinar un par de minutos. En 1/2 vaso de la propia salsa del pescado añadir la maizena y remover muy bien con na cucharilla para que no se hagan grumos. Incorporar a la cazuela y cocinar 3 minutos más.
Servir el pescado con las patatas hervidas y rociar con la salsa.

sábado, 9 de enero de 2010

Quiche de Tomate y Beicon

Siempre he tenido debilidad por las tartas saladas y los pasteles fríos que se ponen como entrante. No puedo resistirlo pero cuando veo una receta de este tipo me la apunto y en cueno pueda la hago. Aquí está el último de mis experimentos que encontré en un libro de cocina.




Lo que necesitas: (Para 6 personas)
  • 1 Masa quebrada o brise (de las compradas en el supermercado)
  • 100 grs de mantequilla
  • 1 cebolla mediana
  • 4 tomates medianos maduros
  • 200 grs de beicon
  • Orégano
  • 250 ml de nata líquida
  • 4 huevos

Así lo hago yo:

Picar muy fina la cebolla y dorarla con la mantequilla en una sartén. Cuando esté pochada incorporar el beicon en trocitos para que se fría. En agua hirviendo escaldar los tomates un par de minutos, sacarlos y pelarlos. Trocear los tomates en dados y añadirlos a la sartén.
En un bol batir los huevos y la nata. Mezclar con el sofrito y remover bien.




En un molde redondo para horno extender la masa quebrada. Precalentar el horno a 200º, meter la masa a 180º durante 8 minutos. Sacar el molde del horno y verter la mezcla dentro, espolvorear con abundante orégano. Hornear a 180º durante 10 minutos.

Dejar templar antes de servir. Puedes acompañarla con una ensalada de lechuga y está riquísimo.

jueves, 7 de enero de 2010

Vieiras al horno

En muchas mesas gallegas por Navidad las vieiras son plato obligatorio, yo las preparé para la cena de Nochevieja y por las fotos podeis imaginaros lo buenas que están. No es porque yo sea gallega pero si las comparamos con las que venden en muchos mercados y son de procedencia francesa, el sabor no tiene nada que ver a las que se extraen de las aguas de las Rías Gallegas.



Esta es una de las recetas más conocidas pero para los que no sepais como prepararas, ahí va:

Lo que necesitas: (6 personas)

  • 6 Vieiras (frescas o congeladas pero con concha)
  • 2 Cebollas mediadas
  • 150 grs de jamón serrano o panceta
  • 1 Pimiento rojo mediano
  • 1 Vaso de vino blanco
  • 1 Cucharada de pimentón dulce o agridulce
  • Pan rallado
  • Aceite de Oliva
  • Perejil
  • Sal

Así lo hago yo:



Abrir las vieiras, limpiarlas deshechando la parte oscura del intestino y la concha plana. Limpiarlas bien bajo el grifo para eliminar posibles arenas, y reservar tapadas en la nevera. Si las comprais fuera de Galicia o congeladas es normal que ya vengan sin visceras y totalmente limpias.

Picar la cebolla muy fina, y en una sartén con aceite de oliva pocharla a fuego lento y removiendo de vez en cuando. Incorporar el pimiento rojo picado también muy fino, y seguir removiendo, cuando esté pochadito añadir el jamón o la panceta cortada en trocitos muy menuditos, y seguir cocinando a fuego lento. Añadir el vino blanco y remover bien, un par de minutos más tarde incorporar el pimentón, remover y seguir cocinando a fuego medio.



Añadir la sal y probar. A veces la sal depende de lo salado que esté el jamón o la panceta.
Precalentar el horno a º80º. Colocar las vieiras en una fuente de horno y repartir sobre ellas el sofrito cubriendo la carne de la vieira. Espolvorear con un poquito de perejil picadito y por último con pan rallado esparcido sobre el sofrito.



Meter en el horno a 180º entre 8 y 10 minutos. Se hacen muy pronto así que vigilar el horno para que no se quemen. Servir calientes.



Las conchas puedes usarlas de adorno, cenicero o incluso como instrumento de percusión (aquí en Galicia muchos grupos folclóricos las tienen). Para lavarlas puedes meterlas hasta en el lavaplatos.

lunes, 4 de enero de 2010

Cocktail de Mar

En estas fiestas que siempre preparamos algunos primeros platos más lucidos y que al mismo tiempo sean fáciles. Yo os pongo mi cocktail de marisco que aunque es un plato frío está muy bueno y no es pesado.




Lo que necesitas: (4 personas)
  • 1 lechuga hoja de roble
  • 2 aguacates
  • 24 langostinos cocidos
  • Una lata de piña pequeña en su jugo
  • Salsa Rosa



Así lo hago yo:

Lavar y secar la lechuga de hoja de roble, que si no la conoceis es verde y marrón en los extremos y que se parece como su nombre indica a las hojas de los robles. Aquí os pongo una foto.


En unos cuencos poner la lechuga como base. Pelar los langostino cocidos y repartirlos colocando la mitad sobre la lechuga. Pelar los aguacates y trocearos en rodajitas y colocarlas sobre el marisco. Trocear la piña y repartirla en los cuencos. Por último poner el resto de los langostinos.



Por encima poner la salsa rosa. Meter en la nevera 30 minutos antes de servir para que esté fresquito.
¡¡Todavía podeis hacerlo para la noche de Reyes!!

viernes, 1 de enero de 2010

Tarta Banoffe

Hace mucho tiempo que tenía ganas de encontrar la receta de esta tarta. Este postre lo descubrí en un restaurante italiano de Pontevedra, nunca la había tomado antes y me fascinó desde el primer momento así que cada vez que vamos a comer allí siempre la pido de postre. Entonces hace unos días al pasar por la puerta del restaurante me paré miré la carta para comprobar el nombre de la tarta y decidí burcar la receta en internet. Encontré varias versiones así que me he decidido por la más parecida a la que deben de seguir en el restaurante porque así conseguiría la tarta tal y como a mí me gusta.

La tarta Banoffee (tarta de plátano y caramelo) es un típico postre inglés: la palabra banoffe (banoffi o banoffy), surge de las palabras banana y toffee, y peronalmente el toque del plátano la convierte en un postre muy particular, aunque con bastantes calorías. ¿¿¿Nos concedemos un caprichito????




Lo que necesitas:
  • 20 galletas digestive
  • 100 g mantequilla
  • Un bote pequeño de leche condensada
  • 3 plátanos
  • Nata montada
  • Media tableta de chocolate negro rallado o cacao en polvo



    Así lo hago yo:

    Meter a las galletas en una bolsa de plástico, y machacarlas hasta que estén totamente trituradas. Una forma rápida y sencilla es en una picadora sin dejar que se hagan polvo y dejando incluso algunos trocitos. Poner las migas de galletas en un recipiente.

    Fundir la mantequilla a fuego muy lento o en el microondas y mezclarla muy bien con las galletas trituradas hasta conseguir una pasta. Luego coloca la mezcla en una fuente redonda, aprieta bien con los dedos hasta conseguir una base compacta. Metelo en el frigorífico durante una hora para que la base de la tarta quede dura.















    Poner un cazo de agua al fuego y una vez que hierva, poner el bote de leche condensada cerrado dentro, que le cubra el agua. Dejar hervir el bote durante una hora y media. Sacar el bote del agua y abrir con cuidado con un abrelatas. Si no tenemos un abrelatas con asa, debemos dejar enfriar el bote debajo del grifo de agua fría antes de abrirlo. La leche condensada se habrá convertido en caramelo. Una vez frío verter el contenido de todo el bote encima de la base de galleta, y dejar enfriar.




    Cortar en rodajas los plátanos e ir colocándolos encima de la leche condensada. Montar la nata y cuando esté bien compacta repartir sobre la capa del plátano. Meter la tarta en la nevera durante al menos 2 horas. Puedes espolvorear la tarta con chocolate rallado o cacao en polvo.









    Ahora os voy a poner la receta para hacerla en la Thermomix y que la encontré en www.velocidadcuchara.com, es así de fácil: Tarta Banoffee

    Tiempo en Thermomix: 4 minutos
    Tiempo Total:35 minutos

    Ingredientes para un molde de 23cm:

    -Para la base: Galletas
    400gr de galletas digestive, maria o similar.
    60gr de mantequilla
    1 chorrito de leche para que quede más blanda la galleta (opcional)
    -Primera capa: Dulce de Leche
    Puedes hacerlo en la TMX o comprarlo hecho. Si lo haces en la máquina, será lo primero que hagas ya que hay que dejarlo templar para no ponerlo caliente. En unos días os pongo la receta.
    -Segunda capa: Plátanos troceados en rodajas
    3 plátanos maduros
    -Tercera capa: Nata Montada
    150gr de azúcar
    500gr de Nata para montar a una temperatura de entre 1º-3ºC.




    Preparación:

    1.- Pon los ingredientes para la base con la mantequilla blanda y tritura 20 segundos en velocidad 5.
    2.- Retira del vaso y ponlo en el molde, aplasta bien la galleta con un vaso. Mete en el congelador un ratito o en la nevera durante 30 minutos para que endurezca un poco.
    3.- Pon la capa de dulce de leche por encima de la base de galletas (aprox. medio centímetro), cuando esta esté compacta.
    4.- Agrega otra capa usando los plátanos que habrás cortado en rodajas.
    5.- Pon la mariposa en las cuchillas, agrega el azúcar y seguidamente la nata para montar, que deberá estar entre 1º y 3ºC (muy fría sinó no monta). Sin programar tiempo, pon la TMX en velocidad 3 1/2 hasta que véas que cambia de ruído y la nata está consistente (al dar la vuelta al vaso esta no se cae). Mete la nata en una manga pastelera y adorna a tu gusto. Deja enfriar un rato en la nevera para que esté fresquita y listo.

    LinkWithin

    Related Posts with Thumbnails

    Sígueme por mail

    Nos han visitado

    Desde el 20 de mayo, 2009!

    Free Hit Counter by Pliner.Net