domingo, 24 de enero de 2010

Salpicón de Marisco



El salpicón de marisco es otro de los platos típicos para la Navidad y yo también lo hice para la cena de nochevieja. De todas formas es un plato que puede servirse tanto en invierno como fresquito en verano y si la materia prima es buena el resultado es fantástico.
Hay muchas recetas y variantes pero yo os digo cual es la mía y hasta ahora siempre ha gustado.


Lo que necesitas: (6 personas)
  • 25 cigalas medianas
  • 2 kilos de langostinos cocidos
  • Una docena de mejillones grandes al natural
  • Un paquete mediano de surimi o palitos de cagrejo
  • 6 patas de buey de mar (las venden cocidas congeladas y sin cáscara)
  • 6 huevos
  • Una cebolla grande
  • Un pimiento rojo mediano
  • Un pimiento verde mediano
  • Un vaso de Aceite de Oliva
  • 1/2 vaso de Vinagre de vino
  • Sal
  • Hojas de laurel



Así lo hago yo:

Pelar y picar la cebolla muy finita con la ayuda de una picadora. Una vez picada ponerla en un colador y colocarla bajo el gripo de agua durante un rato. Al ponerla en agua conseguimos que la cebolla pierda esa fuerza que hace que pique y se queda mucho más suave para el salpicón.
Picar el pimiento verde muy finito y a continuación por separado el pimiento rojo. Mientras poner a hervir los huevos con un poco de sal.




Limpiar los mejillones eliminando las "barbas" y ponerlos en una olla con poca agua con sal. No es conveniente que los mejillones queden cubiertos de agua sino poner solo cuatro dedos de alto en la olla y así se harán al vapor, sin deshacerse y más rápidos. En cuanto abran las conchas podemos retirarlos del fuego. Sacar el mejillón de la concha y reservar.
En una olla con agua con sal y unas hojitas de laurel ponemos las cigalas cuando el agua rompa a hervir y las cocemos durante 8 minutos. Escurrir y reservar para que enfríen. Pelamos las cigalas y a continuación pelamos los langostinos y reservamos.
Con la ayuda de una picadora picamos el surimi o palitos de cangrejo. Hay muchos tipos de surimi yo uso el que está en la zona de refrigerados del supermercado que para mi es de mejor calidad que los de congelados. Vale la pena comprar un buen surimi porque lo vamos a mezclar con marisco.
Picamos con un cuchillo las patas de buey no demasiado pequeño para que también se aprecie entre los demás ingredientes.

Picar los huevos cocidos finos pero no demasiado para que se noten en el salpicón.
Hacemos entonces una vinagreta con un vaso de aceite y medio vaso de vinagre, añadiendo sal y batiendo muy bien hasta que liguen.



En una fuente onda vamos repartiendo poco a poco la cebolla, los langostinos, el surimi, las patas de buey, el pimiento rojo, las cigalas, el pimiento verde, el huevo, los mejillones y asú sucesivamente. Se trata de que todos los ingredientes se mezclen bien y eso lo hacemos con la ayuda de dos cucharas soperas y con cuidado. La vinagreta la vamos incorporando a medida que vamos mezclando los ingredientes en la fuente. Una vez que esté todo mezclado se mete en la necera y listo para comer.
Aunque podemos consumirlo en el momento, el salpicón podemos hacerlo el día anterior y estará más bueno porque la vinagreta habrá empapado bien a todos los demás ingredientes.

3 comentarios:

Juan dijo...

Hola Fátima. Este salpicón tiene una pinta fabulosa. Debió estar de vicio. Sensacional. Esa mezcla de sabores debe estar fabulosa.
Gracias por tu visita.
Saludos

Elvira dijo...

Es que con esos super ingredientes imposible que el salpicon no esté sublime!!!! Mira que me gustan los salpicones, me parecen super apetecibles!!! Besos

Mónica dijo...

Pues yo nunca he comido salpicón de marisco, y por lo que veo es como preparar pulpo a la vinagreta pero con marisco. Tiene que estar para chuparse los dedos.

Besos,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Sígueme por mail

Nos han visitado

Desde el 20 de mayo, 2009!

Free Hit Counter by Pliner.Net