sábado, 12 de diciembre de 2009

Musaka o Moussaka griega

El otro día vinieron a casa a comer unos amigos y decidí hacer mi receta de la musaka o moussaka, es un plato laborioso pero con el que siempre quedas bien. La musaca (o moussaka) es un plato tradicional de los Balcanes y el Cercano Oriente hecho principalmente de berenjenas. La versión griega, que es la más conocida internacionalmente, consiste de capas de carne cordero triturada, berenjena en rodajas, y tomate, cubierto de una salsa blanca y horneado.

La palabra es de origen árabe y proviene de saqqaʿa, ‘congelar, volverse blanco’, pero llegó a los idiomas de Europa Occidental a través del griego. En el mundo árabe, la musaca es una ensalada cocida hecha principalmente de tomates y berenjenas, similar a la caponata de Italia, y es usualmente servida en frío como aperitivo. A pesar de ser un nombre árabe, la musaca es usualmente considerada como plato griego en Occidente. Las versiones búlgara, serbia, bosnia, y rumana se preparan con patatas en lugar de berenjenas.





En la receta griega común (de 3 capas), la capa inferior consiste de rebanadas de berenjena sofritas en aceite de oliva, la de en medio es de cordero triturado cocido con tomates también machacados, y la superior es de bechamel. La mantequilla de la bechamel puede ser omitida, escasa, o substituida con crema. En el resto de los Balcanes, la capa superior es comúnmente una natilla; en Inglaterra, en raros casos se usa una capa de puré de patatas. Queso gratinado o migajas de pan son espolvoreados frecuentemente.


Lo que necesitas: (6 personas)
  • 1/2 cebolla mediana
  • 2 berenjenas grandes
  • 250 grs de Pechuga de pollo
  • 250 grs de Carne de ternera picada
  • 4 tomates medianos maduros
  • Orégano
  • Aceite de Oliva
  • Queso rallado para granitar
  • 5 Lonchas de mozzarella
  • Mantequilla 
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Azúcar





Así lo hago yo:

Este plato se ha ido introduciendo en nuestros menús desde hace años pero algo adaptado a nuestros gustos. Aunque la receta original lleva carne de cordero pero yo la he cambiado por carne de pollo o a veces por una combinación de pollo y ternera, para que resulte más jugosa. Sobre la salsa bechamel yo hago una salsa mornay, que os explicaré más tarde.
 
Cortar las berenjenas longitudinalmente y ponerlas en agua con sal durante 30 minutos para quitarles el amargor. Mientras en una sartén poner aceite de oliva, picar muy fina la cebolla y pochar en la sartén a fuego medio. Pelar los tomates y triturarlos. Añadir el tomate a la cebolla, remover bien, espolvorear con orégano, añadir saly azúcar para restar la acidez del tomate. Remover y dejar cocinar a fuego medio.
Picar la pechuga de pollo y la carne de ternera. En otra sartén poner aceite y sofreir la carne previamente salpimentada, cuando esté cocinada añadir el vino blanco, remover y dejar que se cocine a fuego medio evitando que se seque demasiado.
Cortar las berenjenas en rebanadas finas, yo lo hago con la ayuda de un robot que las deja finitas y así se cocinan antes. Aunque yo no lo hago algunos cocinan las berenjenas antes horneándolas un poco para que se hagan más rápido.

 


Untar un molde para horno con mantequilla. Colocar las rodajas de berenjena cubriendo todo el fondo de la fuente, encima poner la salsa de tomate, encima una capa de carne picana, rapartir las lonchas de queso y finalmente una capa de salsa mornay. Para terminar espolvorear con abundante queso rallado. Meter en el horno precalentado a 180º. Cocinar durante 45 minutos.

Salsa Mornay:  

  • Leche entera
  • Harina
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Un huevo
  • Mantequilla
  • 4 cucharadas soperas de nata líquida
  • 50 grs de queso parmesano o gruyere
Poner a cocer ½ litro de leche con una cucharada de mantequilla, sal y pimienta al gusto y un poquito de nuez moscada. Entre tanto, mezclar dos cucharadas soperas de harina con un vaso de leche fría, hasta que quede sin grumos. Cuando rompa a hervir la leche, añadir la mezcla anterior y remover constantemente con varilla de cocina unos 3-4 minutos. Espesar hasta conseguir una bechamel suave. Dejar templar.

En un bol poner la nata líquida y la yema del huevo, batir, añadir el queso rallado y remover de nuevo. Esta mezcla incorporarla a la bechamel y batir todo bien hasta conseguir una salsa uniforme. Ya tendreis la salsa mornay para cubrir la musaka.

2 comentarios:

Elvira dijo...

Hola guapa, que gran receta!! me gusta por igual cualquiera de las dos recetas, la original con cordero o la tuya con esa salsa, es perfecta. Un beso

Juan dijo...

Hola Fátima. Este plato es uno de los que tengo ganas de hacer ya que la berenjena me gusta mucho.
Tiene muy buen aspecto y seguro que te salió estupendo. Esa salsa debe estar muy rica. Me gusta más la versión tuya con pollo y ternera.
Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Sígueme por mail

Nos han visitado

Desde el 20 de mayo, 2009!

Free Hit Counter by Pliner.Net