jueves, 9 de febrero de 2012

Albóndigas con salsa de pisto


Esta receta es propia y el acompañamiento es fruto de algún que otro experimento, al final el resultado riquísimo la combinación de la carne con las verduras siempre da buen resultado. ¡¡A probarla!!

Lo que necesitas: (4 personas)

250 grs de carne picada de ternera
250 grs de carne picada de cerdo
Sal
Pan rallado
2 rebanadas de pan de molde
1/2 vaso de leche
2 huevos
Aceite de oliva

Ingredientes para la salsa:

1 paquete de verduras troceadas para pisto
ó 1/2 calabacín
1 cebolla pequeña
1 zanahoria pequeña
1 pimiento verde pequeño
1 pimiento rojo pequeño
Aceite de oliva
sal
1/2 cucharadita de pimentón dulce o agridulce
Un chorrito de vino blanco
2 Cucharadas soperas de nata

Así lo hago yo:


Salar la carne y espolvorear con el perejil bien picado. En un bol ponemos la leche y el pan de molde para que se empape bien y con la ayuda de un tenedor lo aplastamos hasta conseguir una pasta.

Batimos un huevo y lo incorporamos a esa pasta. La pasta la añadimos a la carne y con la ayuda de las manos las mezclamos bien para que quede bien ligada con la carne. Vamos haciendo las bolitas de las albóndigas y las rebozamos en pan rallado, mientras calentamos el aceite en una sartén y las vamos friendo hasta que estén doraditas. A medida que se fríen las retiramos y las reservamos en una fuente.

Para la salsa yo siempre uso una de esas bolsitas que encontramos en el supermercado con las verduras troceadas para hacer un pisto o una guarnición. Si quereis también podeis preparar vosotros en casa las verduras troceándolas. En una sartén ponemos el aceite y calentamos. Incorporamos las verduras y salamos al gusto, vamos removiendo poco a poco para que no se peguen, añadiños el pimentón, removemos de nuevo y las dejamos que se cocinen lentamente. A los 5 minutos incorporamos el vino blanco, removemos y dejamos que se sigan cocinando a fuego medio durante 15 minutos más, removiendo de vez en cuando. 
Cuando ya están blandas y pochadas las retiramos del fuego y las pasamos a un bol.

Trituramos con la ayuda de  una batidora y añadimos la nata para conseguir una salsa suave y menos pastosa.

Servimos las albóndigas calientes con la salsa de pisto y podemos acompañarlas con un puré de patata casero bien rico. ¡¡Buen provecho!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Sígueme por mail

Nos han visitado

Desde el 20 de mayo, 2009!

Free Hit Counter by Pliner.Net