jueves, 29 de octubre de 2009

Berenjenas rellenas

Esta receta hace tiempo que la hago y en casa nos encanta. Es un primer plato muy completo o incluso puede ser un plato único si acompañas las berenjenas con arroz en blanco como guarnición. El relleno de las berenjenas es a gusto de cada uno: pollo, ternera y cerdo picados, atún...



Lo que necesitas: (4 personas)
  • Cuatro berenjenas mediadas
  • Medio vaso de vino Blanco
  • Aceite de oliva
  • Media cebolla mediana
  • Dos cucharadas de salsa de tomate
  • Queso rallado
Para el relleno: (A elegir una opción)
  • 4 filetes de pollo
  • 2 latas de atún pequeñas
  • 250 grs de carne picada (ternera y cerdo)



Así lo hago yo:

Abrir las berenjenas de arriba hacia abajo y dar unos cortes en cruz en a pulpa con la ayuda de un cuchillo. Ponerlas en agua con sal durante 30 minutos para sacarle el amargor, mientras precalentar el horno a 180 º. Meter las berenjenas en el horno con la parte de la pulpa hacia arriba durante 15-20 minutos para que se ablanden. Sacar del horno y con la ayuda de una cuchara ir sacando la pulpa de la berenjena, evitando que se agujerre la piel y reservar.

En una sartén poner aceite de oliva y pochar la cebolla muy picadita y añadir la carne de la berenjena cortadita en trocitos pequeños. Remover, sazonar, añadir el vino blanco y seguir cocinando a medio fuego. Incorporar el relleno (atún, carne o pollo muy troceado), seguir removiendo y añadir la salsa de tomate. Cocinar a fuego medio durante 30 minutos o hasta que la carne de la berenjena esté blanda y la carne hecha. Si se queda seca añadir un poco más de vino y salsa de tomate.
Colocar las pieles de las berenjenas en una fuente de horno y rellenar con la mezcla de pulpa y la carne.
Meter en el horno a 180º durante 30 minutos. Cinco minutos antes de sacar del horno espolvorear con queso rallado y gratinar.

¡¡De chuparse los dedos!!


viernes, 23 de octubre de 2009

Pollo al melocotón




Una de mis recetas favoritas, de esas que surgen de la creatividad y la imaginación propia. Empezó como un experimento entre fogones y acabó siendo una de las preferidas en mi casa. El otro día tuve la suerte de probarla de nuevo, pero en este caso fue mi hermana Mar la que cocinó para un grupo de amigos, y la verdad es que se chuparon los dedos.

Lo que necesitas: (6 personas)

  • Aceite de oliva
  • 1 Pollo troceado para freir
  • Una lata de melocotón en almibar
  • 1 cucharada sopera de pimentón dulce o agridulce
  • Pimienta blanca
  • Perejil
  • 2 dientes de ajo
  • 1 brick de 250 ml de nata líquida sin azucar
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso del almibar del melocotón
  • Maicena Express (espesante)
  • Patatas
  • Sal
  • (Opcional) Higos Secos
Así lo hago yo:

Salpimentar el pollo troceado y añadirle el perejil y el ajo picadito. Freir el pollo en una sartén y pasarlo a una cacerola. En la misma olla poner medio vaso del aceite que ya hemos usado, añadir el vaso de vino blanco, una cucharada de postre de pimentón y cocinar a medio fuego.

Cuando comience a hervir añadir medio vaso del almibar del melocotón y dejar cocinar a fuego lento durante 20 minutos moviendo la cacerola para que el pollo se cocine por igual. Evitar remover mucho el pollo con una cuchara o espumadera para evitar que los trozos se rompan o se deshaga la carne.

Pelar las patatas y trocearlas. Incorporar las patatas a la cazuela y cocinar otros 10 minutos.Trocear los melocotones en almibar e incorporarlos a la cazuela. Cocinar otros 10 minutos y añadir una cucharada de maizena express para espesar la salsa. Cocinar otros 5 minutos y añadir la nata líquida sin azúcar rociando todo el pollo. Tapar la cazuela y dejar cocinar un par de minutos para que la nata ligue bien con la salsa y coja color sin dejar que se oscurezca.
Como opción se le pueden añadir hijos secos a media cocción.

martes, 20 de octubre de 2009

Membrillos en almibar

Ahora en otoño es la época ideal para aprovechar algunas frutas como el mebrillo y hacer conservas caseras de las que podremos disfrutar meses más tarde. En casa siempre habíamos hecho dulce de membrillo, pero este año además he probado una nueva receta de mebrillo en almibar y están buenísimos.




Necesitas:
  • 1 kilo de membrillos
  • 700 grs de azúcar
  • Una rama de canela
  • Medio limón
  • 1 vaso de agua
Así lo hago yo:

Pelar los membrillos eliminando las zonas que puedan estar malas. Trocear los membrillos en gajos. Pesar la fruta para saber la parte que corresponda de azúcar. En una olla poner la fruta, añadir el agua y el zumo del medio limón rociando el mebrillo y poner al fuego medio hasta que hierva. Remover con una cuchara de madera

Cuando rompa a hervir añadir el azúcar y la rama de canela. Remover mientras se va cociendo la fruta pero intentando que los trozos de membrillo y la rama de canela no se rompan. Cocinar hasta que el agua se convierta en almibar y el mebrillo esté de color rojizo.




Envasar el mebrillo en recipientes de cristal aprovechando el almibar. Cerrar los frascos y ponerlos a baño maría durante 15 minutos contando desde que el agua empiece a hervir, de esa forma conseguiremos que la conserva se mantenga en perfecto estado durante meses.

sábado, 17 de octubre de 2009

Espárragos gratinados



















Esta es una receta fácil, se hace en poco tiempo y está muy bien como primer plato o para una cenita ligera. A mi me la pasó la abuela Manolita y ya la he hecho varias veces.

Necesitas: (Para cuatro personas)
  • 8 Espárragos gruesos
  • 4 Lonchas de jamón york
  • 4 lonchas de queso de sandwich
  • Queso rallado para fundir
Para la salsa bechamel:
  • 2 vasos de leche entera
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 30 grs de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • Un poco de nuez moscada



Así lo hago yo:

Primero vamos a preparar la bechamel: ponemos la mantequilla en un cazo a fuego medio hasta que se funda y sin dejar que se queme. Añadiños la harina, removemos y añadiños la leche. Con la ayuda de unas varillas removemos constántemente para que no se formen grumos. Añadir sal y la nuez moscada. Remover hasta que espese, y retirar del fuego.

Precalentar el horno a 200 grados. Escurrir los espárrragos y envolverlos de dos en dos en una loncha de jamón york y después en una de queso. Ir colocándolos en una fuente apta para horno. Repartir la salsa bechamel de forma abundante sobre los espárragos y espolvorear el queso rallado. Meter en el horno durante unos 20 minutos hasta que se gratinen. Servir calientes.

¡¡Buen provecho!!

miércoles, 14 de octubre de 2009

Mermelada de melocotón



Os pongo mi receta personal para hacer mermelada de melocotón. La última la hice hace una semana y la verdad es que me quedó bastante buena, así que os animo a que probeis en casa.

Lo que necesitas:
  • Melocotones maduros
  • Azúcar
  • Canela en polvo
  • Zumo de limón
Así lo hago yo:
Pelar y trocear los melocotones eliminando las posibles zonas que estén estropeadas. Pesar la fruta y colocarla en una olla a fuego medio. Añadir por cada kilo de fruta un kilo de azúcar y comenzar a remover con una cuchara de madera para evitar que se pegue. Cocinar a fuego medio sin dejar de remover hasta que la fruta se vaya deshaciendo poco a poco y vaya oscureciendo por el azúcar.

Si quereis darle un toque personal podeis añadir canela durante la cocción y a vuestro gusto. Si os gusta el toque de limón podeis añadirle zumo de limón y remover bien para que se mezcle con el azúcar.

Cuando la fruta esté hecha puré sacarla del fuego. Si os quedan trozos grandes que no se han deshecho podeis pasarle la batidora antes de repartir la mermelada en frascos de cristal previamente limpios, secos y esterilizados. Dejar templar la mermelada antes de tapar y para una mejor conservación cubrir con papel encerado mojado en aguardiente o coñac. De esta forma el alcohol impedirá que se cree moho y la mermelada se conservará durante varios meses.




Truco: Cuando vayais a rellenar los frascos de cristal para evitar que puedan estallar por la elevada temperatura que adquiere la mermelada con el azúcar, introducir una cucharilla de metal en el frasco hasta que hallais terminado de llenarlo.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Tarta de Tres Chocolates

Esta receta tan dulce nos la da Pau que es una repostera de cuidado y que la hizo hace unos días con motivo de un cumpleaños. La Tarta de Tres Chocolates que le quedó de miedo y que debe estar buenísima. Yo prontito me animaré a prepararla. Aquí os pongo la receta para hacerla de manera tradicional o con la Thermomix.



Necesitas:
  • 1 paquete de gallegas
  • Mantequilla
  • 600 ml de Nata
  • 600 ml de Leche
  • 150 grs de Chocolate Negro
  • 150 grs de Chocolate Blanco
  • 150 grs de Chocolate con Leche
  • 3 Sobres de cuajada
Elaboración con Thermomix:

Se trituran las galletas hasta conseguir que estén hechas polvo. Se mezclan las galletas con la mantequilla troceada y fundida. Se vierte sobre un molde desmontable, esparciéndola muy bien por toda su base, y se mete en el horno unos minutos para que se ponga durita y crujiente.

Se pone en el vaso el chocolate negro, 200 ml de leche, 200 ml de nata y un sobre de cuajada, y se programa 7 minutos, 90º, velocidad 5. Seguidamente se vuelca sobre la base de galleta. A continuación se pone el chocolate con leche, 200 ml de leche, 200 ml de nata y un sobre de cuajada, todo 7 minutos, 90º, velocidad 5 se le hecha por encima al negro. Para evitar que se haga un agujero sobre la mezcla anterior, se rompe la cascada dejando caer el líquido sobre una cuchara. Por último, se lava el vaso y se pone el chocolate blanco, 200 ml. de leche, 200 ml. de nata y un sobre de cuajada, todo 7 minutos, 90º, velocidad 5. Y se vierte sobre las capas anteriores.


Elaboración tradicional:

La tarta está hecha en Thermomix, pero se puede hacer también a fuego suave, empleando los mismos tiempos: se pone la leche y la nata a calentar, se añade el chocolate negro troceado y cuando está disuleto se anade la cuajada… se deja a fuego suave moviendo sin parar durante 7 minutos, procurando que no hierva. Seguidamente se vuelca sobre la base de galleta lentamente.

A continuación se hace lo mismo con el chocolate con leche y se le hecha por encima al negro muy despacio. Para evitar que se haga un agujero sobre la mezcla anterior, se rompe la cascada dejando caer el líquido sobre una cuchara del revés. Y despues se hace lo mismo con el chocolate blanco.

Y se deja cuajar, sin moverlo del sitio, luego se mete en la nevera, hasta el día siguiente y sin desmoldar hasta que se sirva.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Sígueme por mail

Nos han visitado

Desde el 20 de mayo, 2009!

Free Hit Counter by Pliner.Net